CESE ALIMENTOS

Según lo establecido en nuestra legislación en el artículo 332 de nuestro Código Civil, Los alimentos que se deben por ley se entienden concedidos para toda la vida del alimentario, continuando las circunstancias que legitimaron la demanda.

Sin embargo, el inciso 2° de la norma indica que para el caso en que los alimentarios fueren descendientes o hermanos, dichos alimentos solo hasta los veintiún años, salvo que estén estudiando una profesión u oficio, caso en el cual cesarán a los veintiocho años; que les afecte una incapacidad física o mental que les impida subsistir por sí mismos, o que, por circunstancias calificadas, el juez los considere indispensables para su subsistencia.

 Así como para el caso transcrito existen algunas también variaciones de circunstancias que habilitan al alimentante para solicitar el cese de los alimentos como las que a continuación pasamos a revisar:

  1. Si el alimentario cumple 21 años de edad y no estudia.
  2. Si el alimentario mayor de 21 años se encuentra estudiando, hasta los 28 años de edad.
  3. Por contraer el alimentario matrimonio, ya que según los establecido en los artículos 326 en concordancia con el artículo 321 del Código Civil, existe una prelación a la hora solicitar alimentos, y en dicho orden el cónyuge precede a los ascendientes.
  4. Por injuria atroz conforme a lo establecido en el artículo 324 y 968 del Código Civil, esto es atentado grave contra la persona o bienes del alimentante; no socorrer al aliméntate en estado de demencia o destitución pudiendo; obtener por fuerza o dolo disposiciones testamentarias o impedirle testar; detención u ocultamiento de un testamento del alimentante.
  5. Por obtener el alimentante, el cuidado personal del alimentario.
  6. Por inexistencia del estado de necesidad que dio origen a la fijación de los alimentos.
  7. Por término del vínculo matrimonial.

Para que cese la obligación de alimentos no basta solo con el hecho con que concurra una o más de las causales ya enunciadas, sino que además se hace necesario efectuar la interposición de la demanda ante el Tribunal de Familia, a fin que mediante sentencia judicial sea éste quien decrete que el cese definitivo de los alimentos.