AUMENTO O REBAJA DE ALIMENTOS.

La vida constantemente va cambiando, y nosotros junto con ello vamos teniendo nuevas necesidades, o ya no necesitamos lo mismo de antes, es por ello que cuando han variado los presupuestos que se tuvieron en consideración para fijar los alimentos por los motivos que a continuación revisaremos, se puede solicitar ya sea mediante una mediación o una demanda ante un Tribunal tanto el aumento como rebaja de los alimentos fijados primitivamente, pues dicha pensión de alimentos no tiene por qué mantenerse incólume ante las distintas etapas de desarrollo del alimentario, o ante los vaivenes de la economía del alimentante.

Estas circunstancias que hacen procedente las modificaciones pueden ser, por ejemplo

I.- Para el aumento de alimentos:

A.- Aumento de gastos del alimentario:

Escolaridad: si el alimentario ha debido iniciar su proceso de escolarización, si cambia de la enseñanza preescolar, a la enseñanza básica, o de esta a la enseñanza media, o si se apronta a iniciar una carrera universitaria o técnico-profesional.

Salud: si el alimentario necesita iniciar algún tratamiento por problemas de saluda ya sean de carácter transitorio o permanente, o la realización de exámenes atendido su estado de salud que no fueron contemplados inicialmente al fijar los alimentos.

Recreación: para el caso que el alimentario desarrolle actividades no cubiertas por la pensión alimenticia respectiva, como lo puede ser el ejercicio de algún deporte, o el desarrollo de viajes escolares etc.

B.- Aumento de las rentas del Alimentante:

Para este caso por ejemplo el alimentante puede haber reportado un cambio de contrato de trabajo que ha llevado a un aumento su salario, el arriendo de propiedades que le reporten cánones mensuales además de su salario, disminución de las cargas por las que paga alimentos.

Respecto a este último punto es necesario señalar que nuestro legislador ha establecido que el alimentante no podrá pagar por concepto de alimentos mas de un 50% de sus ingresos, por lo cual sea uno o diez hijos por los que pagan pensión alimenticia solo la pueden hacer efectiva respecto del 50% de las rentas del alimentante, por lo cual por ejemplo si una persona tiene 3 hijos a los que les pagaba alimentos y respecto de uno se ha declarado el cese, entonces los otros dos hijos podrán optar a solicitar un aumento de su pensión acreditándose el cambio de circunstancias.

II.- Para la rebaja de alimentos:

A.- Baja de los gastos del alimentario: puede darse por ejemplo por haber dejado de estudiar antes de los 21 años.

B.- Baja de las rentas del Alimentante: Cambio de trabajo o contrato en que se le rebaje el sueldo, o nacimiento o reconocimiento de nuevas cargas.

Para cualquiera de los casos, dichas circunstancias deberán ser acreditadas ante el tribunal correspondiente en caso de no arribar a un acuerdo entre las partes.